Tiempo en Capital Federal

22° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 70%
Viento: Nordeste 21km/h
  • Miércoles 20 de Septiembre
    Cubierto con lluvias16°   21°
  • Jueves 21 de Septiembre
    Cubierto con lluvia12°   15°
  • Viernes 22 de Septiembre
    Despejado12°   19°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Un lugar para 1.330 postulantes

Las bolsas de trabajo de internet informan cuántas vacantes hay. Pero también cuántos postulantes se ofrecieron para ocuparlas. Un dato que reduce las ilusiones a una en mil.

Email This Page
Expo empleo joven

Por Leonidas Tayara

El sueño de que al terminar la secundaria iba a encontrar un trabajo lo tuve, creo que como todos. Pero la realidad me golpeó de frente: hace más de un año que busco, y nada.

No solo fui a la expo Empleo Joven, como les conté los otros días. También rastreo cada sitio web de “bolsa laboral” que existe. Las ofertas están, y las busco. Es como una rutina: te hacés el café, abrís la compu, y empezás el recorrido. En las páginas web, a diferencia de en la Expo, los números son reales. Y ya antes de ingresar los datos sobre el tipo de empleo que quiero, la página me informa de las más de 20.600 ofertas laborales que tiene ese día.

Cuando me registré, el número de ofertas laborales me pareció atractivo: pasaba los veinte mil. Me hicieron un test rápido para evaluar aptitudes, me dieron a elegir si quería o no que las empresas lo vieran, y me guiaron en la carga de datos para crear el currírulum.

Al principio yo estaba más exigente –“egresado del Otto Krause”- pero ahora, qué quieren que les diga, mi situación es medio desesperada así que comencé a buscar ofertas de todo tipo: de soporte técnico y programador pasé a vendedor de indumentaria y de autos.

El monto, es decir, el salario me dejó de importar a la semana. Lo eliminé del currículum en Word que había subido a la página y en el “salario mínimo aceptado” que me pide sí o sí, comencé a bajar cada vez más.

Al llegar a las diez postulaciones y luego de varios videos en youtube cambié datos en el currículum: foto, experiencias, conocimientos. Puse todo lo que sabía y había hecho, sin omitir nada por más pequeño o insignificante que me pareciera. Pensaba que esa iba a ser la mejor forma de competir,  con el título que tengo.

Básicamente lo que hago es dedicar una hora, hora y media, a leer una por una las ofertas y sus descripciones, en cada una de las categorías que voy buscando. Así sé qué requisitos y conocimientos piden. El proceso es lento, tanto para postularse como para ser elegido. Aún no me llamaron nunca, pero según lo que la web me informa todavía no llegan a ese paso en ninguna de mis postulaciones.

Hace exactamente una semana, navegando por la página, descubrí que podía ver el estado de mi postulación y otros detalles. Incluida la cantidad de postulantes. Las esperanzas no las perdí nunca. Pero están un poco más endebles desde que me enteré que para vender indumentaria hay cinco vacantes y más de tres mil postulantes. O que para servicio técnico hay una vacante y mil trescientos postulantes.

Mis esperanzas y mis chances se redujeron a una en mil.

Hay veinte mil seiscientas ofertas. Necesitamos más.

Fuente Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario