Tiempo en Capital Federal

23° Max 17° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 45%
Viento: Este 26km/h
  • Martes 19 de Diciembre
    Cubierto18°   23°
  • Miércoles 20 de Diciembre
    Despejado19°   28°
  • Jueves 21 de Diciembre
    Cubierto21°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sonia Pérez: “En la ciudad podemos tener una huerta en el balcón”

La técnica en floricultura elogia la iniciativa de terrazas verdes, y asegura que son muy fáciles de implementar y de mantener.

Email This Page
sonia_perez

En 1994, Sonia Pérez se tomó un año sabático en la carrera de Psico­logía y eligió una carrera corta para poder trabajar y estudiar, sin demasiada carga horaria. Como vivía cerca de la facultad de Agronomía de la UBA, eli­gió de su oferta de carreras la tecnicatura en Floricultura. Esa casualidad geográfica definió su destino.

“Empecé con el tema desde cero; no había plantado nada en mi vida y me fui apasionando. Cuando me recibí, me invitaron a trabajar en la huerta orgánica de la facultad y ahí empezó mi aprendizaje de este tipo de cul­tivos. Fue hace 20 años, cuando lo orgánico y libre de agroquími­cos era algo nuevo y muy desco­nocido”, recuerda Pérez. Desde su vivero familiar, hoy asesora a ONG, particulares, empresas y consorcios para instalar jardines y huertas orgánicas.

-¿Es posible hacer jardinería y huerta viviendo en la ciudad?

-Creo que el contacto con lo ver­de es para todos; la pasión por la tierra puede desarrollarse en cualquier espacio, por mínimo que sea. Ni siquiera hace falta un balcón; con una maceta de buen tamaño, de 50 centímetros de ancho por 30 de altura y 30 de profundidad es posible tener una gran variedad de plantas aromá­ticas para cocinar o medicinales.

Nosotros ofrecemos la alternati­va orgánica; vivir y cultivar sin agroquímicos es nuestro objetivo. Queremos que la gente se conec­te con el trabajo de la tierra, que “meta mano” para hacer crecer su jardín o huerta, que es, ade­más de una fuente de belleza y alimentos saludables, la mejor terapia.

-¿Qué puede cultivarse?

– Nosotros nos hicimos conocidos en Casa FOA 2010 haciendo una huerta orgánica vertical dentro de una cocina. Era una pared de 3 x 3 metros, que estuvo monta­da un mes y medio, con alacenas temáticas de hortalizas, plantas medicinales, florales comestibles y aromáticas.

Si hay un balcón o terraza, en macetas de 60 x 30 x 30 centí­metros puede haber hortalizas, como lechuga, albahaca, puerro y verdeo, o grandes cantidades de rabanitos, rúcula o radicheta, que son plantas de ciclo corto que no necesitan espacio o volumen.

-¿Qué opina de la iniciativa de terrazas verdes en la Ciudad?

-Es buena y, a la vez, creo que necesita una mayor simplifica­ción. La gente lee la resolución y piensa que es muy compleja de implementar.

Si se ubica en una terraza una “isla” de macetas, se está gene­rando una superficie cubierta verde. Y si se agrega sobre la medianera una planta trepadora, que se pela en otoño e invierno, se logra una pared verde que con­tribuye a que los departamentos bajen un par de grados de tem­peratura en verano y en invierno, como la planta queda sin hojas, la pared recibe el sol también.

-¿En qué lugares arman jardines o huertas?

-Trabajamos en casas y departa­mentos particulares, en embaja­das y en un hostel de Belgrano, que tiene terraza totalmente eco­lógica. Y tenemos varios proyec­tos presentados en consorcios, donde estamos esperando que nos llamen; creemos que tiene que ver con el problema habi­tual en los consorcios, que es ponerse de acuerdo entre todos los propietarios. Pero tenemos fe en que la iniciativa prospere; es realmente muy simple organizar una terraza verde y tiene muchos beneficios.

-¿Cómo evalúa los espacios verdes y el arbolado porteños?

-La Ciudad arrastra una historia de colocación de especies noci­vas para la ciudad, el paisaje y la gente. Árboles que se colocaron hace 100 años, como los plátanos y paraísos, no son autóctonos y generan a veces conflictos de es­tructura. Los paraísos rompen las veredas, y los plátanos provocan alergias y molestias a la salud de la gente.

No hay planificación y lo que veo en la actualidad es que se trata poco a poco de reemplazar plan­tas que se cayeron por algunas más apropiadas.

-¿Cuáles son adecuadas para la Ciudad?

-Para Buenos Aires, lo apropia­do son los tilos, los jacarandás, los aromos y los fresnos; son plantas clásicas y que van bien para el arbolado, tienen creci­miento mesurado y tienden a pelarse en otoño e invierno. No son aconsejables las que no se pelan, como el gomero o el ficus, que crecen mucho, y quitan luz y oxigenación a la parte baja de la ciudad. Y estamos con déficit de oxígeno.

 Perfil

Es porteña, tiene 48 años, está casada con Fernando y tiene dos hijos, Laura, de 20 años, y Lautaro, de 9. Vive en Villa Devoto.

Colabora con varias ONG de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires. En su vivero de Villa Devoto da asesoramiento y cursos gratuitos de jardinería y huerta orgánica que se inician en marzo.

Se pueden consultar las fechas y horarios en www.sonyando.com.ar

 

 

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario