Tiempo en Capital Federal

27° Max 21° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 76%
Viento: Nordeste 28km/h
  • Martes 28 de Marzo
    Nubes dispersas21°   25°
  • Miércoles 29 de Marzo
    Despejado20°   26°
  • Jueves 30 de Marzo
    Cubierto20°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Netbooks porteñas: los chicos inmigrantes no las llevan a sus casas

Gobierno porteño impide que alumnos con padres que no tengan papeles en regla retiren netbooks.

Por Lucila Rolon
Email This Page
5124244-bullrich_macri.jpg

El gobierno porteño publicó el miércoles 22 en el Boletín Oficial que la empresa PRIMA SA (que forma parte del grupo Clarín) fue la única oferente y adjudicataria de un contrato por $275 millones de dólares para prestaciones integrales digitales. Según el Boletín, las “prestaciones” abarcan a todos los alumnos de las escuelas públicas. Pero no en las mismas condiciones. El Gobierno fue muy claro con los directivos de la Escuela Nº 2 del Distrito Escolar 20, en la Comuna 8: los chicos que no presenten la documentación requerida podrán trabajar con las netbooks en la escuela, pero, a diferencia de sus compañeros, no podrán llevárselas a sus casas. Son alumnos nacidos en países latinoamericanos que carecen de documentos argentinos.

El plan de informatización educativa “S@rmiento BA” se concreta al mismo tiempo que el gobierno nacional implementa “Conectar igualdad”, un programa similar que entrega computadoras portátiles para alumnos de escuelas secundarias, de educación especial y de institutos de formación docente dependientes del Estado. Tanto Nación como Ciudad entregan portátiles a todos los chicos. Pero la administración PRO sólo permite que se las lleven a sus casas los alumnos cuyos tutores extranjeros tienen, al menos, el trámite de ciudadanía precaria en curso. El gobierno nacional exige lo mismo, pero ofrece dos alternativas si esto no fuera posible. Una, que los padres o tutores presenten documentación de su país de origen. Y si esto tampoco es factible, acciona un “Plan C”: el director del colegio se responsabiliza por la máquina hasta que los adultos regularicen su situación.

Asistentes del programa nacional explicaron a Diario Z que “el director es el responsable del programa en la escuela”. Detallaron que, en estos casos, hace dos cosas: por un lado, ingresa al alumno en la base de datos de “estudiantes sin documentación”. Paralelamente, la Anses genera un CUIL provisorio para el chico, y el director asocia la netbook del alumno a su propio CUIL. Si la computadora se rompe o la roban, el director la denuncia e inhabilita a través del sistema. De este modo, Nación garantiza que se lleven las portátiles a casa, aun cuando no tengan documentación argentina.

Diego Fernández, jefe de Gabinete del Ministerio de Educación porteño, confirmó a Diario Z los requisitos exigidos. Según su criterio, el director sólo es responsable de la máquina mientras el chico está en el establecimiento. “Usemos el sentido común: cuando el chico se va, quienes se deben hacer cargo son sus padres. Si un director quiere, está en libertad de hacerlo. Pero nadie puede obligarlo”, reflexionó. El mismo jefe de Gobierno, Mauricio Macri, confirmó la decisión y dijo que los alumnos extranjeros “tienen que estar identificados” en un diálogo con estudiantes de periodismo en la Universidad de Palermo.

Por su parte, la Defensoría de Pueblo de la Ciudad tomó intervención a partir de una denuncia y está a la firma de la titular del organismo, Alicia Pierini, una resolución. Es evidente que la norma atenta contra los derechos del niño y fomenta la desigualdad entre ellos. La medida interfiere, además, con la idea de proyectar la informatización a toda la familia.

La advertencia a la Escuela 2 tiene un antecedente. En la prueba piloto que se llevó a cabo en abril del año pasado se entregaron computadoras portátiles al 97 por ciento de los alumnos de seis escuelas ubicadas en la zona del Distrito Tecnológico, en el barrio porteño de Parque Patricios. El otro tres por ciento las recibió pero “por falta de documentación” sólo pudo usarlas en la escuela. Una lección fulminante de inequidad y discriminación.

 

 

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario