Tiempo en Capital Federal

23° Max 17° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 45%
Viento: Este 26km/h
  • Martes 19 de Diciembre
    Cubierto18°   23°
  • Miércoles 20 de Diciembre
    Despejado19°   28°
  • Jueves 21 de Diciembre
    Cubierto21°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Mosquitos y otras plagas ¡Afuera!

El termómetro en rojo ge­nera un ambiente propenso para la reproducción de ciertas plagas, como mosquitos, roedores y cucarachas.

Por Sergio Mohadeb
Email This Page
rata_gato

Los golpes de calor y el agotamien­to no son las únicas consecuencias que traen las altas temperaturas de este verano. El termómetro en rojo ge­nera, además, el ambiente propenso para la reproducción de ciertas plagas, como mosquitos, roedores y cucarachas. Suma­das a las clásicas palomas –uno de los ani­males que mejor se ha adaptado a la vida urbana–, estas plagas son conocidas como “vectores”, puesto que son intermediarias para la transmisión de enfermedades. Los roedores, por ejemplo, son transmisores de la rabia o hantavirus, mientras que el mos­quito Aedes aegypti se presenta como el vehículo transmisor del dengue.

Tan indeseables como riesgosas, estas visitas se reproducen rápidamente, por lo que debe prestarse atención a su manejo y control adecuado. En los domicilios parti­culares, la tarea se encuentra a cargo de las empresas de desinsectación y desinfección, que en el orden local deben estar expresa­mente habilitadas por el gobierno de la Ciu­dad y cumplir con la ordenanza 36.352 y su reglamentación. Por su parte, es el admi­nistrador del consorcio quien debe verificar el cumplimiento de su inscripción renova­ble cada dos años, entre otros requisitos, los que incluyen una oblea obligatoria para ser colocada en los certificados (ver recuadro). En cuanto a los precios que cobran estas empresas, promedian los $350 mensuales para un edificio de 15 unidades, pero todo depende del principio activo usado, infor­mación que pocas empresas detallan en su sitio web o publicidades.

Si bien los métodos para el control de plagas varían, todos los productos que se aplican en el hogar deben estar aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tec­nología Médica (Anmat). A modo de ejemplo, este organismo pro­hibió recientemente el empleo de los principios activos bendiocarb, propoxur y fenitrotión en la formu­lación de productos desinfectantes domisanitarios, así como aquellos compuestos liberadores de gas fosfina. A la hora de eliminar roedores, la Anmat prohíbe la venta libre al consumidor en pellets y granos, siendo permitidos so­lamente los productos en forma de bloques sólidos parafinados o resinados, que deben expenderse acompañados de cebaderas de difícil acceso para niños y mascotas.

Desde la Gerencia General de Control de Plagas, dependiente de la Dirección Ge­neral de Limpieza del Ministerio de Am­biente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires, comentan que se ejerce un control activo sobre las empresas de control de plagas y los insumos que utilizan. Según explican, este control consiste en verificar que se encuentren registradas en el Minis­terio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, “a los fines de que se les otorgue la debida habilitación para funcionar como empresa fumigadora”. Además, deben pre­sentar certificados de sus técnicos, que de­ben estar habilitados para la manipulación de elementos tóxicos e insumos.

Al tratarse de productos tóxicos, su em­pleo requiere obrar con especial precaución. “Lo más básico, que vale para cualquier producto, ya sea herbicida, insecticida, fun­gicida o alguicida y ya sea para uso domés­tico o agrícola, es leer siempre el marbete, que dice exactamente qué sustancias o qué droga contiene el producto y seguir siempre las instrucciones, que indican cómo usar­lo, en qué tipo de situaciones y ambientes, cómo diluirlo (en el caso de los productos que se compran sin diluir) y qué precaucio­nes de seguridad hay que tener (guantes, gafas, barbijo, botas) al preparar la dilución y al aplicar el producto”, indica el ingeniero agrónomo Maximiliano Carrillo. Y agrega que también es importante seguir las reco­mendaciones –en algunos casos obligato­rias– sobre cómo disponer de los envases vacíos.

Mejor prevenir

Como prevención, des­de el gobierno de la Ciudad recomiendan mantener en condiciones de higiene to­dos los ambientes del hogar, así como también jardines, terrazas y patios, evitando el acopio de materiales en desuso.

Para deshacerse de las plagas ya ins­taladas, especialmente ratas, ratones y demás roedores, se aconseja la colocación de cebos rodenticidas parafinados en lu­gares donde acostumbran esconderse o permanecer estos animales. En cuanto al mosquito Aedes aegypti, la mejor manera para evitar que ponga sus huevos es pre­viniendo, por lo que “los objetos en des­uso que acumulen agua estancada, como los floreros y bebederos de mascotas, de­ben mantenerse vacíos, secos y limpios o con productos químicos desinfectantes en el caso de los tanques y las piscinas”, indican.

También recomiendan a los porteños uti­lizar repelente si van a permanecer al aire libre en espacios verdes e instalar mosqui­teros en puertas y ventanas de sus casas.

Mosquitos, roedores y cucarachas, las plagas que más acechan

Los requisitos

¿Qué requisitos debe tener el certificado de desinfecta­ción y desinsectación? (ordenanza municipal 36.352/80).

  • Datos de la empresa que presta el servicio: razón social, CUITy número de registro de inscripción.
  • Fecha en la que se llevó adelante el servicio y su fecha de vencimiento.
  • Emplazamiento donde se llevó adelante el servicio.
  • Producto/s utilizado/s – principio activo.
  • Metodología de aplicación (por cada producto utilizado debe reseñarse la metodología de aplicación).
  • Firma e identificación de personal actuante, representante de la empresa de desinfectación y desinsectación, y director técnico.
  • Domicilio y contacto de la empresa de desinfectación y desinsectación.
  • Deberá incorporarse la siguiente leyenda: “Por quejas, denuncias y/o sugeren­cias dirigirse a la Dirección General de Control, sita en la intersección de las Av. Escalada y Castañares, Paseo Malvinas, CIFA(Centro de Información y Formación Ambiental), CABA, en el horario de 9 a 14 hs.”

Dz/rg

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario