Tiempo en Capital Federal

19° Max 10° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 57%
Viento: Sureste 17km/h
  • Sábado 23 de Septiembre
    Nubes dispersas13°   22°
  • Domingo 24 de Septiembre
    Muy nuboso15°   21°
  • Lunes 25 de Septiembre
    Despejado15°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Los docentes rechazan las evaluaciones estandarizadas

Cuestionan que interrumpen el proceso de aprendizaje a cambio de un “entrenamiento” basado en resultados. Y fomentan un sistema de premios y castigos entre las escuelas.

Por Alejandra Hayon
Email This Page
pruebas_pisa

Operativo Aprender, así se llaman las pruebas estandarizadas con las que el Ministerio de Educación porteño busca medir el rendimiento académico de los alumnos y evaluar el desempeño de los docentes. Este año, la evaluación se tomará el 18 y 19 de octubre y los preparativos ya están en marcha. Muchos docentes y directores de escuela rechazan esta instancia porque impone una lógica de “premios y castigos” y no contempla los procesos de aprendizaje de los alumnos.

Las pruebas evaluarán a alumnos de tercero y sexto grado de nivel primario y a los de tercero y quinto año del secundario, aunque con diferentes modalidades. Para los chicos de sexto grado de primaria y los del último año de secundaria, la prueba tendrá carácter censal. Esto quiere decir que el Ministerio tendrá los resultados de cada alumno, de cada docente y de cada escuela. Las autoridades aseguraron que los datos no se difundirán ni serán usados para establecer un ranking (una jerarquía) de establecimientos educativos.

“El diseño curricular se basa en los procesos de aprendizaje de los alumnos. Los docentes hacemos una selección de contenido y después acompañamos a los alumnos, pensando estrategias especiales. Esto choca de plano con un multiple choice estándar que se le toma por igual a un chico de una escuela de Villa Lugano y a otro de Palermo”, explica a Diario Z Jorge Adaro, maestro de sexto grado de la escuela Nº19 José Martí,  Villa Soldati, y secretario general del gremio Ademys.

Los directores de escuelas tuvieron las primeras reuniones informativas sobre la instancia de evaluación. Desde el Ministerio ofrecieron un plus económico de 2.000 pesos para directores y 1.000 para los docentes que quieran ser veedores y aplicadores del parcial.

¿Por qué veedores y aplicadores? La prueba la tomará un docente externo, ajeno a los chicos, y el operativo será controlado por un veedor, un director de otra escuela. Los días que se tome la prueba no habrá clases para el resto de los alumnos.

La sensación entre los docentes es compartida: “Los meses previos a las pruebas los maestros dejamos de enseñar para empezar a entrenar a los chicos”, dicen.

“Está demostrado que las evaluaciones estandarizadas empobrecen la currícula y fragmentan el sistema educativo. Como el lugar de la escuela en un ranking y la calificación –y hasta el salario- del docente dependen de los resultado de los chicos, se los empieza a presionar o a entrenar únicamente para que respondan bien el multiple choice”, explica la especialista en educación Laura Marrone.

Desde los gremios sospechan que los resultados de las evaluaciones incentivarán una política de premios y castigos para docentes y escuelas con peores y mejores resultados. Es lo que sucedió en los otros países que instauraron estas pruebas, como Chile, Brasil y México.

 

DZ/ah

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario