Tiempo en Capital Federal

18° Max 12° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 70%
Viento: Norte 23km/h
  • Domingo 23 de Julio
    Cubierto14°   17°
  • Lunes 24 de Julio
    Cubierto con lluvias14°   15°
  • Martes 25 de Julio
    Cubierto con lluvias14°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La Fabricicleta: taller de fanáticos del pedal

Para sacar la bici del balcón o de la baulera y darle una segunda oportunidad.

Por Lucila Rolon
Email This Page
2947224-fabricleta.jpg

-¿Y esa bici, Sergio?
-Es nueva, pa. ¿Te gusta? Me la hice yo.
-¿En serio? ¡¿Cómo?!
-En la Fabricicleta, un taller de ciclomecánica popular. Vas y te la armás, está todo bien.
-¿Qué? ¿Pero cómo “está todo bien”? ¿Esas cubiertas de dónde salieron?
-No sé, alguien las compró alguna vez, y me tocaron a mí.
-¡¿Te hiciste esa bici gratis?!
-Digamos que sí, pa. Vas y usás lo que hay allá, que está para eso. Son donaciones.
-¿Nadie te cobra por las partes ni por enseñarte a hacerte una bicicleta ahí?
-Nadie.

El papá de Sergio (31) le siguió preguntando lo mismo durante el resto del día, y Sergio se dedicó a repetírselo una y otra vez. “No fue fácil que, con sus 70 años, entendiera la dinámica de la Fabricicleta pero, al final, lo logramos”, cuenta a Diario Z. Como él, decenas de personas se acercan a este taller en el que no sólo aprenden ciclomecánica. “Es un aporte voluntario a un espacio de enseñanza, aprendizaje y socialización de saberes”, dicen quienes lo fundaron y lo llevan adelante. Francisco Benvenutti, Iside Casu, Federico Ferrara, Santiago Oliver, Francisco de Vedia y Tomás Di Tomaso se conocieron en la Masa Crítica (gente que se junta el primer domingo de cada mes para pasear en bici) hace un año instalaron la Fabricicleta en la ex pizzería La Ideal, que funciona como sede de la Asamblea de Villa Urquiza, y cada vez se suma más gente.
Es sábado por la tarde. Unas cincuenta personas se acomodan con sus bicicletas. Algunos van directamente a agarrar herramientas. Mariana tiene 26 años y es la segunda vez que viene: “Acá se ayudan entre todos y comparten información. Además, tenés el resultado que querés.” Hace unos segundos, luchaba contra el asiento de su bici hasta que, preguntando, dio con la persona indicada: “Un chico me trajo un aceite y me ayudó a subirlo, ni siquiera sé su nombre. Me gustaría que se diera esto en otros espacios”, desea en voz alta. Lucila tiene 30 y vive en Saavedra. Le acaba de enseñar a dos chicos cómo armar ruedas. Empezó a venir a la Fabri, como le dicen todos, desde sus comienzos, y terminó haciendo de su hobby algo redituable: trabaja en un taller de restauración. “Estamos aprendiendo todo el tiempo porque la bicicleta es un universo infinito. La clave es darse tiempo”, dice. Y cuenta que sabe trabajar con los frenos, emparchado, desarmar una caja pedalera, entre otras cosas. “Esto creció un montón y estamos muy felices. Siempre hay alguien que viene por primera vez y ese tren de energía nos contagia a todos. No hay límite de edad ni de conocimiento para sumarte”, invita.
Santiago se crió limpiando y arreglando bicis. Tiene 34 pirulos, como dice él, y es uno de los que suele dar charlas técnicas. Se sumó después de compartir experiencias similares mientras armaba su propio taller. Cuenta que aprendió el oficio de maestros: “Algo difícil porque, para recibir su capacitación, tenías que ganarte su confianza. Este saber se enseña de boca en boca, eso tratamos de repetir acá. La gente se pone a jugar con las herramientas, con sus bicis. Es algo hermoso: la sensación que tuviste de chico, de haberte escapado en bici una cuadra más de las que te dejaba tu mamá, esa lastimadura y el olor al Merthiolate, todas esos recuerdos traen los ciclistas.” Santiago se enoja con quienes dicen que, porque son profesionales, cobran: “El profesionalismo es un valor ético que tenés que tener cuando estás apretando una tuerca. Después, si cobrás todos sus trabajos o creés que hay tareas que se pueden donar en un espacio comunitario no sos menos profesional”. Antonio tiene 62 años y es ingeniero electromecánico y trabaja en el armado de bicis y de proyectos (diseños especiales, remodeladas, modelos raros). También da talleres: “Veo que la gente le pone mucho empeño en aprender. Hay camaradería. ¡Encima, sigo aprendiendo! Acá se vive el amor por lo que uno hace”.
En la esquina del cuarto, Guido maniobra un extractor de palancas. Si todo sale bien, hoy termina de armar su primera bicicleta desde cero. Hace tres semanas que trabaja con repuestos que fue comprando y donaciones: “Yo pensé que era un inútil, que no iba a poder hacer nada, pero es cuestión de paciencia”. Tiene 24 años y hoy espera volver a su casa pedaleando, como si tuviera 10.

 

Manifiesto Fabricicleta
1) Amamos a las bicicletas sin distinción de marca, peso, o material.
2) No existe la bicicleta obsoleta ni la biciparte descartable.
3) Todos y todas tenemos nuestras grasas. Aquí se las comparte sin juzgar a nadie. 
4) Desarmando sus bicicletas las personas se conocen mejor, se predisponen a conocer mejor a los demás, y al mundo. 
5) La bici que es rota en el intento por arreglar alguna de sus partes accede en el acto a la categoría de “Gran Maestra”, y su dueñ@, en agradecimiento, deberá redoblar esfuerzos por dejarla mejor de lo que estaba antes de cometer su falta de precaución.
6) Toda tarea del ser humano puede ser realizada sobre una máquina a pedal. 
7) El tiempo (lento) dedicado al arreglo, mantenimiento y/o embellecimiento de un velocípedo, es un tiempo de entrega total al erotismo. Hágase esto en compañía. 
8) Una llave sucia no ajusta, mancha. 
9) Condenamos las políticas obscenas e inescrupulosas que se impulsan en nombre de las bicicletas. Consideramos a los velocípedos “máquinas supremas” y los eximimos del uso que sus dueñ@s puedan hacer de ellos. 
10) Peor que el óxido es el fascismo y la ineptitud. Aquí se combate todo eso.  

 

Datos
Donde: Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Villa Urquiza; Av. Triunvirato 4778.
Cuando: martes, de 18 a 20; sábados, de 16 a 20.
En internet: www.lafabricicleta.com.ar y www.lafabricicleta.blogspot.com. Hay el listado de piezas que se reciben, nuevas o usadas y se pueden descargar apuntes y los datos de los talleres ambulantes. 

 

DZ/LR

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario