Tiempo en Capital Federal

27° Max 21° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 76%
Viento: Nordeste 28km/h
  • Martes 28 de Marzo
    Nubes dispersas21°   25°
  • Miércoles 29 de Marzo
    Despejado20°   26°
  • Jueves 30 de Marzo
    Cubierto20°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Gabriela Michetti, dúctil candidata con vocación de servicio

Michetti sólo quiere ser jefa de gobierno. Macri no confía y la utiliza como comodín electoral

Por Franco Spinetta
Email This Page
8817287-macri_michetti_390.jpg

Gabriela Michetti quie­re ser jefa de Gobier­no. Quiere y puede, según las mediciones de distinto origen que la mues­tran como la candidata mejor po­sicionada del PRO. Quiere, a pesar de los contratiempos que le gene­ra la interna cada vez menos ama­ble que mantiene con el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez La­rreta, el otro aspirante del PRO a suceder a Mauricio Macri en la Ciudad. La decisión estará toma­da los primeros días de mayo.

De un lado de la balanza se pondrá la desconfianza de Macri en la capacidad de gestión de Michet­ti junto a las encuestas que la seña­lan primera en las preferencias del electorado. Del otro, la experien­cia de gestor todoterreno de Rodrí­guez Larreta. En el medio, las dudas del jefe de Gobierno sobre su aven­tura presidencial, la incapacidad de formar alianzas nacionales y el des­trato del radicalismo y el socialismo, para quienes el PRO es “un límite”.

En los últimos días, el macris­mo lanzó dos globos de ensayo que Michetti bajó con la puntería de los convencidos. Primero, Ma­cri intentó acercar posiciones en­tre sus dos delfines y vaticinó una fórmula entre la diputada nacio­nal.

El nal y el jefe de Gabinete. “Si soy candidata a jefa de Gobierno no me parece que Horacio deba ser el vice”, contestó. Luego, desmin­tió las versiones que la señalaban como posible candidata a presi­denta, en caso de que Macri se decidiera a pelear su reelección en la Ciudad. “Fue una operación para perjudicarla”, indicaron en el entorno de Michetti.

El principal capital político de la ex vicejefa de Gobierno son las en­cuestas que la muestran con una buena intención de voto. Sin em­bargo, la aceptación que logra en la sociedad no la tiene dentro de su partido: de 24 legisladores por­teños, sólo cuatro (Alejandro Gar­cía, Helio Rebot, Martín Borrelli y Lidia Saya) le responden. En el ám­bito ministerial sucede algo similar: el ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro, y el de Cultura, Her­nán Lombardi, son los únicos que se juegan -casi en soledad- por la candidatura a jefa de Gobierno de la actual diputada nacional.

El principal temor de los fun­cionarios reside en si acaso Mi­chetti garantiza la continuidad de los equipos de Gobierno. “fi­nalmente Macri decide competir por la presidencia, no tengo du­das de que más allá de tener dos excelentes candidatos, Gabriela gana en la Ciudad”, indicó el le­gislador García, quien se mostró muy confiado -al igual que Michetti- en que Macri opta­rá por ella para sucederlo en lugar de Rodríguez Larreta.

“Algunos le­gisladores como Carmen Polle­do, Victoria Morales Gorleri y Fer­nando De Andreis no terminan de definirse, pero están cerca de Mi­chetti. También el ministro de De­sarrollo Urbano, Daniel Chain, em­pieza a inclinarse por Gabriela”, señaló un diputado michettista. “La verdad es que no es fácil po­nerse en contra de La­rreta, él es el jefe de Gabinete y tie­ne la billetera, ¿te vas a pelear? Si quiere te ahoga la gestión”, remar­có un alto funcionario del PRO.

a interna librada dentro del macrismo entre ambos precandi­datos alcanzó ribetes insospecha­dos para un par­tido que se pretende “civilizado”. Cuando todo indicaba que Michetti era el número puesto para garantizar la continuidad del en la Ciu­dad, Mauricio Macri no tuvo pru­ritos en fomentar abiertamente la candidatura de Rodríguez Larre­ta. Una actitud darwiniana que, como bien señala la diputada por­teña de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti en su libro El Pibe, fue una constante de Macri cuando estaba al frente de Socma: hacer compe­tir a dos postulantes hasta el límite para que sobreviviera el mejor.

“Quizá Larreta forzó algunas medidas o pronunciamientos. Te invita a comer a su casa y mientras cortás el bife te pregunta de qué 5lado estás”, dijo, entre risas, un le­gislador muy cercano a Michetti. La situación llegó al límite cuando el jefe de Gabinete hizo imprimir 500 volantes con su foto, el color amarillo del PRO y sus cuentas de Facebook y Twitter para repartir entre los CGPC de la Ciudad. La jugada enfureció a Gabriela Mi­chetti, que amenazó con irse del partido si esos volantes llegaban a los vecinos. Una intervención a úl­timo momento de Macri frenó la diáspora michettista.

La utilización de pauta oficial por parte de Rodríguez Larreta es otra de las cuestiones que enerva a la diputada nacional. Hace más de un año que el jefe de Gobier­no casi no aparece en los spots pu­blicitarios del PRO, que fueron -y son- utilizados por el jefe de Ga­binete para posicionar su figura. “Se maneja en un límite muy di­fuso porque no es fácil determinar hasta donde es campaña electo­ral”, se quejó un dirigente macris­ta. En el entorno de Michetti todos están de acuerdo con que se tra­ta de una cuestión de necesidad: “Mientras ella habla un minuto, él necesita 50… es como si cualquier pibe se midiera con Brad Pitt”.

No son pocos los que de un lado y del otro del macrismo se quejan por la forma en que se en­caró la interna. Un funcionario con llegada a Macri lo explicó así: “La interna estuvo mal planteada. Si la idea era que compitieran por ge­nerar adhesiones dentro del par­tido, entonces se tendría que ha­ber hecho una interna a la antigua. Acá se va a elegir a dedo”.

El súbito cambio de escenario -la muerte de Néstor Kirchner y el ascenso de la presidenta Cristi­na Fernández- generó idas y veni­das en el partido. “No es el mismo contexto que en 2007, no se pue­den desconocer los aciertos del kirchnerismo. El problema si baja Mauricio a la Ciudad es de quién se prende el PRO para las presi­denciales, ¿vamos a terminar sien­do un partido vecinalista?”, se pre­gunta un legislador.

El peso de la figura de Michet­ti en el PRO es indudable, aunque en varias oportunidades haya sido sometida a sacrificios políticos, como cuando -contra su volun­tad- renunció a la vicejefatura de Gobierno para encabezar la lista de diputados nacionales en 2009, que alcanzó el 31,09% de los vo­tos, muy por debajo del 45,62% que obtuvo Macri en la prime­ra vuelta de 2007, cuando el PRO accedió al poder. “La selección de Michetti como acompañante de fórmula de Macri en esas eleccio­nes, indujo al segmento de indeci­sos a votar por Macri camuflando su voto, es decir, bajo la creencia de estar votándola a ella”, expuso Daniel Gutiérrez, presidente del Consejo Profesional de Comuni­cación y Marketing Político y so­cio de Imagrama.

“Gabriela entendió que era lo mejor para el partido que ella fue­ra a perderse entre los 257 dipu­tados del Congreso nacional, pero ahora no va a sacrificar su próximo paso que es la Ciudad sólo para que el PRO tenga de quien colgar­se a nivel presidencial”, aclaró un colaborador cercano de Michetti.

Los caminos de la vida…

Gabriela Michetti desembar­có en la política en el partido De­mocracia Cristiana, de la mano de Carlos Auyero. Militó en la agru­pación Humanismo y Liberación. Licenciada en Relaciones Inter­nacionales de la Universidad del Salvador, Michetti trabajó en el gobierno de la Provincia de Bue­nos Aires hasta 1991, mientras go­bernaba Antonio Cafiero. Desde ese año hasta 2001 se desempe­ñó en el área técnica del Ministe­rio de Economía, que condujo, en­tre otros, Domingo Cavallo, como experta en comercio internacional y, especialmente, en reglamenta­ciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Su derrote­ro político incluyó un breve paso por el Frente Grande. Estuvo pre­sente en la fundación del Frepaso, aunque ella relativice su participa­ción en aquel experimento fallido. Luego de asesorar a Graciela Fer­nández Meijide, Gabriela Michetti llegó en 2003 a las filas del nue­vo partido de Macri (Compromiso para el Cambio, que transmutó en PRO) de la mano de Félix Peña, el padre de Marcos, actual secretario general de Gobierno.

Ese año fue elegida legisla­dora de la ciudad de Buenos Ai­res, con mandato hasta 2007. Fue jefa de su bloque y durante su ges­tión promovió, entre otras cosas, la creación de la Ley 2.095, que re­gula las Compras y Contrataciones del Gobierno de la Ciudad. Tam­bién modificó la ley de regulación de las tintorerías para que las má­quinas permitidas fuesen sólo las que posee la empresa 5 á Sec. Su hermana, Silvina, es la dueña de la franquicia francesa. En 2007, for­mó parte de la fórmula ganadora con Macri, que en segunda vuelta derrotó a Daniel Filmus obtenien­do el 61% de los votos.
La actual diputada nacional si­guió los pasos de los líderes del macrismo y creó su propia funda­ción: Suma, encargada de la ela­boración de proyectos de ley y la formación de equipos técnicos. Hace tres meses consiguió la per­sonería y, según explicaron a Dia­rio Z miembros de la mesa chica de Michetti, será el epicentro de la campaña, al tiempo que se bus­carán respuestas a los problemas surgidos durante el mandato de Macri. “Todos los gobiernos son factibles de perfeccionamiento”, señalaron.

Fanática de los autos, Michet­ti protagonizó un grave acciden­te en un camino rural de su ciu­dad natal, Laprida, ubicada en la provincia de Buenos Aires. Se le­sionó dos vértebras y varios ner­vios que posibilitan la movilidad de las piernas. Desde los 29 años utiliza la silla de ruedas, una si­tuación que le costó asumir. Está separada del periodista Eduar­do Cura, con quien tiene un hijo (Lautaro, 18 años) y actualmen­te está de novia con Juan Tone­lli, empresario farmacéutico, di­rector ejecutivo de la Cámara Argentina de Productores de Es­pecialidades Medicinales de Ven­ta Libre y lobbysta de Coca Cola. Michetti es hoy presidenta del PRO Capital y una de las princi­pales espadas de un partido con­servador de centroderecha.

Los intentos de Diario Z de conseguir una entrevista con la diputada y candidata fueron in­fructuosos. Pidió que se enviaran las preguntas -algo inusual- y le fueron enviadas. No recibimos las respuestas.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario