Tiempo en Capital Federal

35° Max 24° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 31%
Viento: Norte 22km/h
  • Sábado 16 de Diciembre
    Cubierto27°   37°
  • Domingo 17 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   27°
  • Lunes 18 de Diciembre
    Parcialmente nuboso17°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El día de la madre se transformó en el de la mamita

Vera Killer, con su petaca de whisky como escudo y su teclado como espada, va contra la publicidad machista por el Día de la Madre.

Por Vera Killer
Email This Page
shutterstock_67159582

Mamita. De la ternura a la lascivia en sólo una entonación. Del cariño al desprecio según el modo y el contexto. Una palabra de tres sílabas nomás que tiene una carga enorme. “Mamita, te quiero mucho” no es lo mismo que “Mammmita, mmmm” y tampoco que “A ver, mamita, si entendés”. De hecho, ahora que lo pienso, “mamita” es horrible en todos los casos. Es como se dirige a su madre un niño lloroso, quejoso, de esos empalagosos. Es retorcidamente poco erótico aunque se use con lujuria (en serio, piénselo, tu mamá, ¿por qué la ponés ahí?). Y es malvado, despectivo, cuando lo dice un X para explicar algo.

No es fácil ser madre. No es siempre una elección, de hecho. A veces hasta es una imposibilidad que duele, o una imposición que ídem. Mis amigas y yo, las que tenemos hijos y las que no, cubrimos casi todo el arco. Las hay desde chochas con su prole, pasando por las culposas y las sobrepasadas hasta las conscientes de que no es lo suyo. Procrear o no debería ser simple, pero en general requiere mucho esfuerzo. La sociedad no suele ayudar, y lo que se espera de nostras resulta irreal.

Es algo que se armando en el día a día. Y pasa todo el tiempo. Rosa o Celeste. Corazoncitos o Naves espaciales. Romántico o Deportivo. Hogareño o Aventurero. El mundo está repleto de clichés de género que ponen a la mujer en un lugar de pavada y debilidad frente (o atrás de) un hombre relacionado con la fuerza y la aventura. Electrodomésticos versus Máquinas (de afeitar pelos viriles). Pero cuando se acerca el día de la madre, la publicidad –una de las áreas más rancias y atrasadas en asuntos de paridad- lanza a las calles toda su porquería.

De pronto, en carteles, en la casilla de mail, en la tele, en la web, en los locales y los shoppings hay promociones, ofertas que profundizan ese rol vetusto, desleal en el que, no importa qué ni cómo, siempre parecemos terminar de un modo o de otro. La madre a la que apunta el mercado parece ser una ama de casa metiche y edulcorada, dedicada a cuidar física y emocionalmente a su familia que, no por eso, deja de lado su imagen, que es armónica, no muy sexual, pero estandarizadamente bella.  A la papirola. ¡Andá a meterte en ese molde! Yo, ni loca.

La cabecera en Mercado Libre estos últimos días es una foto de una nena y su mamá. Las dos tienen ruleros. La niña maquilla a su mamita, tan felices parecen las dos. El mensaje, deprimente, se vuelve aterrador al pensar en esa nena, futura madre. ¿Quién fue el capo con esa idea? Tengo unas cositas para decirle y unos ruleros para meterle en algunas cavidades cuando lo agarre. También, una duda pavota, que me surge después del tercer vaso de whisky: ¿dónde consiguieron ruleros a esta altura del siglo XXI?

Hornos, ollas y lavavajillas son algunas de las ofertas de Garbarino en lo que promocionan como “Mes de mamá”. Frávega, para no quedarse atrás, tiene una sección ordenada de “Buenos momentos” para las madres que ponen en vidriera desde planchitas para el pelo y depiladoras hasta pavas eléctricas y batidoras. Santander Río ofrece a sus clientes un 25% de descuento por el Día de la Madre en shoppings (no teatros o cines). Las casillas de mail se comienzan a poblar de propuestas como “Nuevo curso de Macarons para regalar y hacer con Mamá”, “regalos diferentes, un día de spa”, “sorprendé a mamá con un desayuno en su día”.

Claro, si se busca sólo en casas de electrodomésticos, qué se va a encontrar (aunque en el día del padre ofrezca celulares, notebooks y play stations). Qué habrá en las librerías, por ejemplo, para el día de la madre. “Mamá lo merece todo y un poquito más también”, dice Cúspide y despliega un catalogo que, asegura, incluye “un libro para cada estilo de mamá”. Y para ellos las opciones de mamitas son “coloridas, delicadas, sensibles, innovadoras, tradicionales, naturales, divertidas, creativas, perseverantes, generosas, apasionadas”. Buó.

No hay que generalizar, pero si algo en común tienen todas las madres es que son mujeres y que cada una de ellas, como mínimo una vez, sufrió algún tipo de violencia por ser mujer. Física, psicológica, institucional. Hay muchos tipos de violencia. Una bastante normalizada, pero no por eso menos grave, es la que nos muestra y y hace ver como a las encargadas sin discusión de los cuidados, las abnegadas y amorosas personas sin personalidad ni deseos que todo soportan en nombre del amor.

No es tan fácil salir de se molde sin ni una manchita. Pero salimos, hace rato, y seguimos saliendo. ¿O hace falta aclarar que no somos recipientes portadores de bebés, que llegarán al mundo para comprarnos maquillajes y así podemos estar hermosas (pero no muy sexuales) cuando les llevemos la pila de milanesas? Feliz día a todas las madres. Y mamita las pelotas (los ovarios). ¡Salud!

captura

DZ/dp

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario