Tiempo en Capital Federal

22° Max 14° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 46%
Viento: Nordeste 16km/h
  • Viernes 21 de Septiembre
    Nubes dispersas15°   25°
  • Sábado 22 de Septiembre
    Cubierto con lluvias18°   27°
  • Domingo 23 de Septiembre
    Parcialmente nuboso17°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El Colón repone Aída para celebrar su 110 aniversario

Carlos Vieu, director de la orquesta del Colón, afirma que Aída es una obra dueña de una “magnificencia” que sólo puede ser montada con justicia “por las principales salas del mundo”.

Email This Page
Aída en el Colón

El Teatro Colón celebrará desde el domingo los 110 años de su actual y emblemático edificio con la reposición de su título fundador, la ópera “Aída” de Giuseppe Verdi que, según Carlos Vieu -director de la orquesta del coliseo-, representa “un punto de quiebre” en el repertorio del compositor italiano y constituye una obra dueña de una “magnificencia” que sólo puede ser montada con justicia “por las principales salas del mundo”.
“Llegamos con una enorme emoción al estreno. De alguna manera es como sI se reabriera el teatro porque es un título muy especial: es el título fundador, que no se pudo hacer en el centenario del Colón y eso significa un plus sobre una puesta escenográfica que en sí misma es monumental”, afirmó Vieu en diálogo con Télam.
“Aída”, en una versión bajo la concepción escénica de Roberto Oswald, con la reposición de Aníbal Lápiz, se estrenará el domingo a las 17 en la primera de las siete funciones programadas, que serán sostenidas por tres elencos solistas diferentes.
Tras la apertura habrá funciones el martes 29, miércoles 30 y jueves 31 a las 20; el sábado 2 y martes 5 de junio a las 20 y el domingo 3 a las 17.
Vieu estará en esta ocasión al frente de la Orquesta Estable; el Coro bajo la dirección de Miguel Martínez, mientras que el Ballet Estable tendrá la conducción de Paloma Herrera.
Esta ópera en cuatro actos, con música de Giuseppe Verdi y libreto de Antonio Ghislanzoni, fue estrenada en El Cairo, Egipto, el 24 de diciembre de 1871. En Buenos Aires se estrenó el 4 de octubre de 1873 en el antiguo edificio del Teatro Colón, donde hoy se encuentra la Casa Central del Banco de la Nación, en Plaza de Mayo.
“Con esta obra se produce un quiebre porque Verdi toma contacto profundamente con la influencia wagneriana y empieza a quedar detrás la etapa de la ópera romántica”, puntualizó Vieu.
El argumento gira en torno a la historia de Aída, la esclava etíope de la que se enamora Radamés, el capitán de la guardia del Faraón. Desgarrado entre su lealtad a la patria y los dictados de su corazón, deberá además lidiar con el deseo de Amneris, la hija del Faraón, que le profesa un amor no correspondido.
Tres elencos se combinarán en las siete funciones: la soprano estadounidense Latonia Moore será Aída en las funciones del 29 y 31 de mayo y también el 3 y 5 de junio, acompañada por Riccardo Massi en el rol de Radamés; en las funciones del 27 de mayo y 2 de junio los roles principales serán interpretados por Mónica Ferracani y Enrique Folger; mientras que en la función del 30 de mayo los protagonistas serán Haydee Dabusti y Fernando Chalabe.
En paralelo a la función del domingo, “Aída” se podrá ver en pantalla gigante en la Plaza Vaticano, aledaña al teatro. La transmisión también podrá seguirse en otras salas del país: Teatro Independencia (Mendoza); Teatro Vera (Corrientes); Teatro Mitre (Jujuy);Teatro Tronador (Mar del Plata); Teatro Constantino (Bragado); Centro del Conocimiento (Posadas); Municipalidad de Esquel (Chubut); y Municipalidad de Yerba Buena (Tucumán).
 ¿Qué lugar ocupa “Aída” dentro del repertorio operístico de Verdi y qué elementos musicales fundamentan su valor más allá de la reposición por razones de calendario?
Sólo teatros de la envergadura del Colón pueden llevar adelante una apuesta con la grandiosidad y magnificencia que esta ópera requiere. Se necesita una orquesta maravillosa, un coro importante y una técnica y una logística que sostenga la espectacularidad de la obra. En lo personal, además, para mí se cumple un sueño personal de dirigirla en el Colón. Es una obra que fue una ópera basal en mi etapa de formación. Con esta obra Verdi toma contacto con el repertorio wagneriano y amplía su plano armónico, modifica su orquestación y transforma su estilo. Se trata de una ópera de quiebre. A partir de este título todo lo que viene después -“”Otello, “Falstaff””- será diferente. Es un título muy importante más allá del folclore particular del aniversario y es una obra que debe estar continuamente en cartelera (hace 22 años que no se hace en el Colón).

El teatro viene de programar “La italiana de Argel”, que es un título del bel canto; y ahora “Aída”, de la tradición italiana muy afín al público, ¿Cuál es el rol del Colón en relación a consolidar o cuestionar, si así fuera, el repertorio clásico?
Creo que la gran prioridad del Colón es mantener vivo el repertorio de la ópera. Después todos los derivados y nuevos lenguajes son imprescindibles, pero vienen después. Claro que hacen a la evolución del género y a la evolución de la cultura del público. De ninguna manera el Colón debe abandonar la tradición. La proporción de cada cosa debe ser exacta.
El Colón, per se, por su propia marca, convoca. El teatro siempre está lleno más allá de la cuestión de gustos. Pero todas las acciones complementarias que se puedan hacer para ampliar las posibilidades del público son válidas. Luego el Colón, por su peso, debe hacer el esfuerzo por convocar a las grandes figuras para que no las tengamos que ver en DvD, sin dejar de darle trabajo a nuestros talentos. Creo que esta versión de “Aída” cumple con todo eso.

Fuente Télam
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario