Tiempo en Capital Federal

28° Max 20° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 45%
Viento: Suroeste 36km/h
  • Lunes 18 de Diciembre
    Parcialmente nuboso17°   23°
  • Martes 19 de Diciembre
    Cubierto19°   23°
  • Miércoles 20 de Diciembre
    Despejado20°   28°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Docentes y trabajadoras de la Dirección de la Mujer acusan al Estado

Las trabajadores del área y las docentes de Nadia acusan al Estado por la segunda desaparición de Nadia Rojas. La nena de 14 años de Villa Lugano “se fugó” de un refugio de máxima seguridad del gobierno porteño.

Email This Page
Elena, la mamá de Nadia.

El lunes 12 de junio sus compañeros de segundo año de la escuela N° 1 “René Favaloro”, en Villa Lugano, esperaban a Nadia Rojas para ensayar una obra de teatro. No llegó. Los chicos, los docentes, la mamá, los vecinos, las organizaciones de mujeres la buscaron durante un mes. Presionaron a la policía, a la fiscalía, fueron a la Procuraduría contra la Trata. Se movilizaron a Comodoro Py y apelaron cuando el juez federal Canicoba Corral rechazó la causa como “trata de personas” a pesar de los informes de la Procuraduría contra la Trata, la fiscalía, los docentes y la familia. Lograron que la Cámara Federal le ordenara a Canicoba Corral que tomara la causa.

Mientras tanto, la madre era amenazada y golpeada para que retirara la denuncia. Incluso Nadia la llamó pidiendo lo mismo. La rescataron el 12 de julio en Parque Patricios. Casi no le permitieron hablar con la madre y los docentes. El Estado decidió que estuviera en un refugio de puertas abiertas. Pero cuando Nadia empezó a contar qué le había pasado la trasladaron aun refugio “secreto”.

Y el jueves 3 – 48 horas después- volvió a “desaparecer”. Los funcionarios no dan explicaciones mientras la familia y organizaciones sociales dicen que se la llevaron de nuevo porque había comenzado a declarar en contra la red de trata que opera en el barrio.

Docentes de Nadia Rojas y trabajadoras de la Dirección General de la Mujer enviaron a Diario Z dos comunicados:

Las trabajadoras de la Dirección General de la Mujer repudiamos el silencio de este organismo frente a la segunda desaparición de Nadia Rojas.

Nadia Rojas estuvo desaparecida durante 32 días. Frente a una fuerte organización del movimiento de mujeres, la encontramos.

Por su seguridad fue alojada en el Refugio para Víctimas Rescatadas de la Trata de Personas que depende de la Dirección General de la Mujer. Un día antes de declarar contra sus captores, Nadia volvió a desaparecer.

Desde la DGMUJ no solo no se ha realizado ningún comunicado oficial, sino que se responsabiliza a la menor por una falla que responde a lo que desde hace más de un año venimos denunciando por parte de esta gestión: falta de personal, precarización laboral, vaciamiento del sector, faltas de políticas públicas y la dirección de personas idóneas para la tarea.

La directora Agustina Señoranz dilata la búsqueda de Nadia, demorando la entrega de las filmaciones del momento de la desaparición de Nadia a la Justicia. Además, Elena, la mamá de Nadia, jamás fue citada formalmente para recibir una explicación, sino que se la recibió luego de que está se presentará en la DGMUJ acompañada de organizaciones populares.

A Nadia la desapareció el Estado, el mismo Estado que recorta el presupuesto para combatir la violencia de género. El Estado que se niega a contratar más personal para los dispositivos convivenciales que además de deteriorados son poco seguros. El Estado que sostiene sueldos precarios y bastardea desde hace 10 años la política pública.

Decir Ni una menos no es solo colgarse un cartel con una foto y hacer campaña, decir Ni Una Menos es encontrar a Nadia viva, es garantizarle el derecho a todas las mujeres, es protegerlas.

A Nadia la queremos viva y en su casa. Todas por la DGMuj

Carta de los docentes de la escuela Favaloro, Nadia Rojas 

Otra vez nos encontramos con la noticia más dolorosa. Nuestra alumna de 14 años de 2do año, se encuentra nuevamente desaparecida. Todos en la escuela habíamos comenzado las vacaciones de invierno con una sonrisa. Habíamos recuperado a Nadia.

Sabíamos que no podíamos quedarnos tranquilos, Nadia no es la única, todas las semanas nos llegan noticias de que desaparece alguna de nuestras pibas. Es una realidad que llegó para instalarse en las escuelas.

“Lo que nunca nos imaginamos es que esto podía pasar estando Nadia alojada en un hogar dependiente de la Dirección General de la Mujer del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”.

“Los propios trabajadores de ésta denuncian que no hay respuesta por la desaparición y advierten que hace más de un año hay vaciamiento del sector.”

 

 

 

Fuente Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario