Tiempo en Capital Federal

35° Max 24° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 31%
Viento: Norte 22km/h
  • Sábado 16 de Diciembre
    Cubierto27°   37°
  • Domingo 17 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   27°
  • Lunes 18 de Diciembre
    Parcialmente nuboso17°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cultura afro de o en la Argentina

Propongo desbaratar el concepto de una historia que se propone estática, monolítica y en la que suele situarse a los afroargentinos como meros personajes pintorescos del pasado.

Email This Page
afro

Por Augusto Pérez Guarnieri (*)

“Uno, dos, cien barcos,
más barcos, flotas de barcos negreros.
El albatros, en el mar,
y el contrabando, a los sótanos.
Los barcos… ¿avanzan o reculan?
y eso… ¿a quién le importa ahora?
– ¿Entonces, cuento?
– Cuente.
En el primer desembarco descienden los esclavos,
vivos y moribundos,
desnudos y descalzos,
maltrechos y maltratados,
huérfanos.
En el primer desembarco descienden los esclavos.
¿Esclavos?, por fuera,
por dentro, más libres que la libertad y los pájaros.
Para ellos, hoy, música y letra,
letra y música.
Un tango, clásico,
negro y anaranjado,
en clave de fa, un tango,
“El africano”
María Isabel Platero, autora de esta poesía, es afroargentina del tronco colonial, es decir descendiente de africanos esclavizados en nuestro país. Así expresa, de modo contundente, una parte invisibilizada e insonorizada de nuestra historia. Al iniciar esta columna con la voz de una mujer afroargentina contemporánea, propongo desbaratar el concepto de una historia que se propone estática, monolítica y en la que suele situarse a los afroargentinos como meros personajes pintorescos del pasado.
Decimos que la historia es invisibilizada, ya que, como afirma Norberto Pablo Cirio, “El sentido común académico y social, ha decretado la defunción biológica y cultural de esta población”. Pero cuando emergen expresiones como la de María Isabel o cuando se escuchan los candombes afroporteños retumbando desde las casas de familias de Ciudad Evita, Merlo o de Lomas de Zamora, se abre la puerta de otra dimensión histórica, haciéndose audibles voces con una lógica implacable. Tal como expresa la estrofa de este candombe de Sebastián Delgadino, joven afroargentino del tronco colonial:
Voces de gente negra
que vienen desde los mares,
mensaje, disfraz del viento
candombe para que hables.
Decimos que la historia es insonorizada, no porque sea muda sino porque no se pretende escuchar, aunque se siente. Cuando hablamos de candombes, no nos referimos al acto de golpear el parche de un tambor -el difundido concepto occidental de percusión, del cual los afroargentinos reniegan-, sino a una reunión familiar donde el tambor, el baile y el canto forman parte integral de esta expresión constructora de identidad.
Ahora bien, ¿cómo hacer ver y escuchar esta historia en el presente, cuando en los festejos escolares del 25 de Mayo aún se los representa de modo frívolo y discriminador? Me refiero a aquellos eventos en los que se tiznan las caras a los alumnos, emulando aquel acto de discriminación primigenio post abolición de la esclavitud en nuestro país (1861), cuando lograron instalarse los estereotipos racializados sobre la población afroargentina, como el salvajismo y la holgazanería.
La promulgación del 8 de noviembre como el Día Nacional de los/as Afroargentinos/as y de la Cultura Afro (Ley 26582/2013), en conmemoración de María Remedios del Valle, afroargentina a quien el general Belgrano nombró Capitana por su valor en el campo de batalla, resulta ser un acto en pos de la visibilización de la temática. Por ello se promueven actividades desde diferentes ámbitos, mayormente vinculadas a la música y la danza para reconocer y visibilizar nuestra matriz afro. Sin embargo, lo “afro” es utilizado como un término paraguas que da unidad a una diversidad de valores y sentidos vinculados con la diáspora africana que, quizás, no resulten clarificadores de la particularidad afroargentina.
En este marco de entusiasmo y fascinación por lo “afro” que muchas veces se propone para contrarrestar la vida cosmopolita e individualista, se visibilizan algunas lógicas identitarias afrocentradas, mientras gran parte de los procesos históricos y la realidad de las familias afroargentinas siguen siendo desconocidos. Cierto es que hoy conviven tradiciones culturales afro “en” y “de” la Argentina, lo cual no es un juego de palabras sino una manera de (re)pensar el sentido que se le puede dar a esta fecha.
Identificar y conocer la presencia de la cultura afroargentina, que hunde sus raíces en el vil mercado de la esclavitud, es un paso importante en el sentido de (re)conocernos como una sociedad mestiza junto a otros componentes identitarios minorizados, como el indígena. Si logramos dar ese paso evitando toda perspectiva esencialista y extranjerizante, podríamos reconocer la presencia de otros colectivos afromigrantes que, también, aportan su riqueza identitaria desde principios del siglo XX.
Entendemos que las transformaciones para poner en valor lo afroargentino en la construcción de nuestra identidad no se generan solo con efemérides, también debe haber proyectos educativos y sociales permanentes. Más allá de otras iniciativas, proyectos como Afroargentina en el Aula: el Candombe Porteño como Transformador Educativo, se implementan en la Cátedra Libre de Estudios Afroargentinos y Afroamericanos (UNLP), en el Liceo V. Mercante (UNLP) y en el Instituto de Investigación en Etnomusicología de Buenos Aires. En el marco del Decenio Internacional de los Afrodescendientes (2012-2022), promulgado por la Unesco y suscripto por nuestro país, resulta urgente e imprescindible que se lleven adelante acciones de puesta en valor de nuestra cultura afroargentina para dar cuenta de los particulares modos en los que las relaciones asimétricas de poder impiden un conocimiento cabal sobre la temática: “lo afro EN la Argentina”.

(*) Cátedra Libre de Estudios Afroargentinos y Afroamericanos de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Fuente Télam
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario