Tiempo en Capital Federal

23° Max 17° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 45%
Viento: Sureste 26km/h
  • Martes 19 de Diciembre
    Cubierto18°   23°
  • Miércoles 20 de Diciembre
    Despejado19°   28°
  • Jueves 21 de Diciembre
    Cubierto22°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cuando falla todo, sarparse es buen ansiolítico natural

Harta de desmoronarse y rearmarse, Vera Killer decidió abrazar su costado incendiario y quemar las naves como remedio para el estrés.

Por Vera Killer
Email This Page
sin-titulo

No pasé la mejor noche de mi vida, tuve algunas pesadillas y me levanté transpirada, contracturada. Cada tanto me entristezco, me desanimo. Quién no. Es por la vida y todo lo demás. Nada original. Hace un mes que viene fallando todo. El trabajo, el dinero, el amor. Todo está horrible. Ni siquiera encuentro un chico para revolcarme un rato y recuperar la alegría. Pero quiero estar bien, es mi lema, soy como un girasol, busco el calor y la luminosidad, le doy la espalda a lo oscuro, no voy a preocuparme, voy a resolver, quiero estar bien, soy como un girasol.

Me preparé un desayuno delicioso y lo llevé en una bandeja al lado de la ventana, para mirar la calle desde las alturas. Puse música que me hace cantar, de la que me da felicidad, y busqué la calma. Respiré. El calor de la mañana me acarició la cara. Pude sentir cómo comenzaba a formarse mi sonrisa cuando pum, se cayó el techo. No es un eufemismo. El cielorraso, literal, se desmoronó sobre mí. Fue una tormenta de nieve en el interior. El café, las dos tostadas, el juguito que había decido hacerme para jugar al detox, todo quedó lleno de copos de yeso.

Dije mi mantra otra vez. Me vestí, agarré la cartera y salí de mi casa. El plan era simple: dejo atrás esto, desayuno por la calle, llamo a un arreglacosas desde el trabajo. Cuando llegué al subte descubrí que había perdido la SUBE. Y por supuesto que no había dónde comprar otra. Y claro que se me hacía tarde. Y obvio que el chancho del molinete tenía puesta una camiseta absurda y no me dejó pasar. Una señora malhumorada me empujó. Se me aflojaron las piernas.

Frente a mis ojos no pasó mi vida en un segundo, lo que vi fue Un día de furia, la película esa en la que Michael Douglas rompe todo, se le desata la crisis en un Mc Donald’s cuando no le quieren vender el desayuno. Sentí, realmente, cómo me comenzaba a hervir la mollera, igual que una pava al fuego. Estaba en un momento crucial, era la calma que antecede a la crisis, el gusto salado de las lágrimas en la garganta anunciando la lluvia. No quería llorar. Y entonces quedé atrapada en una marea humana que salía de la estación. Me dejé llevar hasta las escaleras.

Podría haber hecho un numerito a lo She Hulk, pero estoy aferrada a la estrategia del girasol. A veces, para buscar la luz hay que sarparse. Sarpar: “pasar”, al revés, lunfardo para “descontrol”. No soy violenta, así que no devolví los empujones ni rompí mis vestiduras para transformarme en una monstrua verde. Tragué saliva, me solté el pelo y subí a la calle.

No fui al trabajo. Me puse los auriculares, elevé el volumen de la música, elegí la misma playlist que uso cuando voy a correr, pero caminé. Caminé hasta la costanera. Caminé unas cien cuadras en silencio. Forcé a las endorfinas, las obligué a salir. En un supermercado, el último antes de que se acabe la ciudad, compré un whisky.

Ahora miro la lontananza y pienso en todo lo que puede fallar. Ya está terminando la tarde y mientras el mundo sigue fallando a mí alrededor, le doy otro beso a la botella, que está por la mitad. No resolví ningún problema, muchos incluso no tienen solución, pero acaba de acercarse un perro hermoso, de esos que parece que están sonriendo todo el tiempo. Es callejero, una falla en el sistema, como yo. Pero juega con una botella de plástico vacía y es el rey del buen flash. Si me sigue cuando me vaya, quiere decir que nos vamos a quedar juntos y lo llevo a casa. Guau.

DZ/dp

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario