Tiempo en Capital Federal

23° Max 17° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 45%
Viento: Sureste 26km/h
  • Martes 19 de Diciembre
    Cubierto18°   23°
  • Miércoles 20 de Diciembre
    Despejado19°   28°
  • Jueves 21 de Diciembre
    Cubierto22°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Consorcios Z: Impuesto al ascensor

Desde abril, los consorcios pagarán 313 pesos anuales por cada ascensor que haya en sus edificios. La medida cosecha críticas de usuarios y técnicos verificadores por su intención recaudatoria y su falta de beneficios concretos.

Por Redacción Z
Email This Page
ascensor

Los consorcistas tienen hasta el 30 de abril para inscribir sus ascensores en el Programa Ascensores Registrados, creado por la Agencia Gubernamental de Control (AGC). Además de este registro los vecinos deberán pagar $313 por año, por cada elevador que tienen en su edificio.

La medida generó el rechazo de las agrupaciones de defensa de los consorcistas y también de la asociación que nuclea a los peritos verificadores. La principal crítica señala que se trata de una doble imposición, ya que se obliga a los consorcistas a pagar por un servicio –el control y verificación– que, en teoría, el Gobierno debería estar proveyendo.

Según datos oficiales, hay en la ciudad más de 90.000 ascensores, por lo cual la suma recaudada superaría los 28 millones de pesos anuales. “La tasa anual de ascensores existe desde hace bastante tiempo pero no estaba implementándose”, dice Osvaldo Alonso, director general de la Dirección General de Fiscalización y Control de Obras (Dgfco). Y explica que lo recaudado se destinará a un nuevo sistema de control.

Hoy existen, dentro de los ascensores, planillas que indican la última fecha en que se realizó el mantenimiento y la empresa que hizo el trabajo. “Con el nuevo sistema daremos a cada consorcio una oblea con un código QR, similar al que se utiliza en la AFIP. La oblea se obtiene a través de una aplicación on line. En primer lugar, el consorcio deberá registrar sus elevadores e informar qué empresa los mantiene. Luego paga la tasa y se le entregan las obleas. Por su parte, las empresas mantenedoras deberán confirmar esa información y, de esta manera, asumen la responsabilidad del mantenimiento que están haciendo. Una vez implementado, cualquier vecino podría escanear el código QR con su celular y enterarse de cuándo se realizó el último mantenimiento del ascensor que está utilizando y qué empresa lo ha hecho”, detalla el director de la Dgfco.

Andrés Pozzo, presidente de la Federación de Asociaciones y Cámaras de Ascensores de la República Argentina (Facara), considera que esta medida permitirá conocer la cantidad de ascensores, su ubicación y quién lo conserva. “Esto generará una mejor planificación de las tareas de inspección”, resume.

¿Sólo para recaudar?

“Creo que esta tasa sólo se orienta a cargar de más obligaciones al sector privado dejando de lado, a total descuido, a todas la máquinas elevadoras existentes en los edificios públicos”, dice Eva Lilian Rodríguez, arquitecta y presidenta de la Asociación de Profesionales Peritos Verificadores de la República Argentina (APPV).

Por su parte, Nora  Leseduarte, secretaria de la Asociación Civil de Defensa al Consumidor de Bienes y Servicios para la Propiedad Horizontal de la República Argentina (Adeproh) señala que el canon dispuesto por el GCBA no tiene relación directa con la seguridad del edificio y sus máquinas. “Si lo que se pretendía era lograr un relevamiento de los ascensores de edificios, esto se podría haber logrado en forma gratuita solicitando los datos a los consorcistas. Sobre la base de ello luego el Gobierno hubiera podido implementar la forma de verificar el estado y cumplimiento de la normativa sobre ascensores, a través de sus reparticiones”, agrega.

Frente a las críticas, Alonso repite que esta medida no tiene un fin recaudatorio. “Hemos armado un sistema para que el vecino vea la información que tenemos en nuestras bases de datos, incluso si un consorcio cambió de compañía mantenedora o si la empresa que tenía dejó de mantener ese ascensor. Además la compañía nos informará, con antelación, que ha dejado de mantener determinados ascensores y nosotros solicitaremos al consorcio propietario que restablezca la relación con un mantenedor habilitado”, asegura.

Hablando de costos, el funcionario da números: “Si un edificio tiene diez departamentos y dos ascensores deberá pagar $626, lo que daría un total de 62,60 pesos por año, por departamento. Por otro lado, el tributo existe y nuestra función es aplicar la ley que fue votada por los legisladores. Pero estamos tratando de implementar un mecanismo superador de este hecho, que tiene por objetivo que realmente los ascensores de nuestra ciudad sean correctamente mantenidos y que los ciudadanos lo sepan. Y queremos darle transparencia a ese hecho”.

La transparencia es, precisamente, otro de los puntos cuestionados en la medida. Un ex inspector del Gobierno de la Ciudad que participó de algunas de las reuniones preparatorias de la nueva normativa dijo a Diario Z que “la medida no tiene ningún beneficio concreto claro y va a subir los costos para los consorcistas, la única diferencia respecto a cómo estaban la ley y el control de ascensores antes de este impuesto será que el gobierno porteño recaudará más y las empresas proveedoras del servicio técnico facturarán más”.

De vuelta a los costos y la doble imposición, aporta un dato Eva Rodríguez: “Nosotros desarrollamos una propuesta donde este relevamiento fuera hecho por los peritos verificadores de ascensores, donde no sólo se conocerían la cantidad de ascensores sino también su estado. Mientras que el sistema implementado por el Gobierno de la Ciudad implica doble costo, porque luego del relevamiento hay que verificarlo”, destaca Rodríguez.

Como conclusión, desde el lado oficial Osvaldo Alonso apunta: “Este procedimiento que desarrollamos busca garantizar que cada consorcio tenga su empresa mantenedora y su ascensor en condiciones adecuadas”. Por el lado de los consumidores, Nora  Leseduarte, repite que “implica una carga o costo más para sumar a las expensas”.

En números

Más de 45.000 edificios.
Más de 90.000 ascensores.
Más de 700 empresas mantenedoras de ascensores.
12 inspectores del GCBA.
Más de 100 peritos verificadores

Fuente: Datos oficiales suministrados por la Dgfco

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario