Tiempo en Capital Federal

27° Max 21° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 76%
Viento: Nordeste 28km/h
  • Martes 28 de Marzo
    Nubes dispersas21°   25°
  • Miércoles 29 de Marzo
    Despejado20°   26°
  • Jueves 30 de Marzo
    Cubierto20°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Académicos e investigadores exigen que el gobierno no destruya documentos históricos

Es documentación emanada entre 1941 y 1983. En un petitorio califican como ilegal la decisión del gobierno y piden que se conforme una comisión evaluadora.

Email This Page
BANCO-HIPOTECARIO-NACIONAL-ARCHIVO-GENERAL-DE-LA-NACION-4002-1024x683

Prácticamente la totalidad de las asociaciones de historiadores e investigadores del país -sin distinción de simpatías ideológicas o políticas- están haciendo circular un petitorio y se declararon en estado de alerta.

Esta situación, poco frecuente en ámbitos académicos, es en rechazo a la decisión del gobierno nacional de destruir expedientes judiciales emanados de juzgados de Instrucción entre 1941 y 1982.  La autorización de eliminar documentación histórica original, incluida la del período de la última dictadura militar, emana del Ministerio de Modernización y del Poder Judicial.

Los firmantes solicitan que se suspenda de inmediato la aplicación de estas disposiciones hasta tanto se expida una comisión de trabajo integrada con autoridades e instituciones representativas de la actividad archivística e historiográfica. Entre las tareas de esa Comisión estaría definir cómo resguardar “el patrimonio histórico nacional del cual la documentación en peligro forma parte ineludible”.

La decisión del gobierno nacional viola, además, la ley nacional 15.930, que establece que es el Archivo General de la Nación el organismo que “tiene por finalidad reunir, ordenar y conservar la documentación”, y el que “definirá los documentos y expedientes digitalizados que deberán conservarse en soporte original debido a su valor histórico”.

Firman el petitorio instituciones del prestigio del Instituto de Historia Argentina y Americana Dr. Emilio Ravignani, la Asociación Argentina de Investigadores en Historia (AsAIH) y la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC). Además de historiadores como José Carlos Chiaramonti, José Emilio Burucúa, Hilda Sábato, Norberto Galasso, Carlos Astarita, Juan Suriano, Dora Barrancos y Jorge Daniel Gelman, entre muchos otros.

En este link pueden verse las firmas y el texto del Petitorio de Resguardo del Patrimonio Histórico Nacional Argentino .

“La documentación sobre la que se quieren aplicar estos procedimientos no sólo es fundamental para el interés de los/as investigadores/as en su afán de reconstruir el pasado del país y de estas instituciones, sino que lo es aún más para los/as ciudadanos/as, puesto que estaría limitando el derecho a conocer y evaluar el funcionamiento de los poderes del Estado Nacional”, explica el petitorio firmado por reconocidas instituciones y especialistas del país.

La Resolución Nº 44/2016 de la Secretaría de Modernización Administrativa apunta a regular la digitalización, archivo y conservación de documentos de gestión en soporte papel y en formato digital. Los expertos advierten en el petitorio que no está garantizada de esta forma “la autenticidad ni posibilidad de recuperación de los documentos que genera el Poder Ejecutivo Nacional, como tampoco protege la integridad física del material ni el respaldo seguro de la preservación digital”.

El Edicto Nº 5795/17 del Archivo General del Poder Judicial de la Nación anuncia la destrucción de expedientes judiciales que corresponden a Juzgados Nacionales de Primera Instancia de Instrucción (de 1941 a 1982). Frente a eso, los firmantes señalan que la documentación que se estaría destruyendo corresponde a litigios que ya habían ingresado en el Archivo General para su resguardo.

Otra de las situaciones sobre las que alertan los investigadores, es que al convocar solamente a las “partes interesadas” en la conservación a presentarse en el plazo de 30 días desde la publicación en el Boletín Oficial, no se atiende a las posibilidades que la tecnología garantiza para la digitalización y resguardo de la información.  “El edicto aludido no ofrece garantías suficientes para que, en un plazo tan perentorio, puedan pronunciarse las instituciones y asociaciones profesionales, educativas y académicas cuya intervención resulta imprescindible”, denuncian.

DZ/dp

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario